Artículos

La visualización

La visualizaciónLa visualización es una técnica psicológica mediante la cual utilizamos nuestra propia imaginación para crear mentalmente lo que deseamos lograr. Gracias a la visualización alcanzamos una condición emocional deseada a través de imaginar una imagen concreta. Por ejemplo, muchos deportistas visualizan cómo desempeñan perfectamente su ejercicio, imaginan la ejecución correcta de sus movimientos, antes de su realización.

Las técnicas de visualización nos invitan a aprender a usar la imaginación de forma positiva y creativa, entrenando el uso efectivo para el desarrollo de nuestro potencial. El secreto de la visualización radica en el axioma que al crear una realidad subjetiva, el cerebro programa la pauta de conducta adecuada, y esta pauta nos conduce directamente a los resultados.

Para practicar la visualización se recomienda adoptar la "postura del faraón". La postura del faraón consiste en sentarse bien erguido, apoyando la espalda contra el respaldo y dejando caer los brazos naturalmente sobre las piernas o los posabrazos del asiento. Los pies descansarán planos sobre el suelo. No se deben cruzar ni las piernas, ni los brazos durante la visualización.

Tras adoptar la postura adecuada para la visualización, procederemos a realizar un esfuerzo para relajarnos. Respiraremos profundamente, al menos tres veces. Cerraremos los ojos. En este punto, aguardaremos que la visualización de la imagen creativa, que queremos lograr, llegue por sí misma.

Debemos entrenar nuestra imaginación para mejorar y optimizar nuestras visualizaciones. Ejercitando con voluntad, constancia y esfuerzo la práctica de la visualización, llegaremos a dominar esta técnica.

La visualización nos ayudará a tener éxito durante la escucha. Utilizaremos esta técnica en la fase de preparación de la escucha activa. En la preparación nos disponemos mental y físicamente para prestar atención a nuestro interlocutor. Empleando la visualización nos imaginamos que estamos prestando atención al comunicado de nuestro interlocutor, que seguimos su discurso, que realizamos preguntas que desvelan que nos interesa su mensaje, que exhibimos el lenguaje corporal correcto y que retroalimentamos resumiendo las ideas clave del comunicado que hemos escuchado.

Gracias a la visualización conseguirás prestar atención durante la escucha, abandonar las distracciones y prejuicios, aplicar correctamente las técnicas de la escucha activa y adquirir una actitud positiva hacia la escucha.